Las Reservas de Biósfera

Por Grupo de Investigación de Economía Ecológica

El Día Mundial del Medio Ambiente se estableció por Asamblea General de Naciones Unidas a partir de la Conferencia de Estocolmo que se realizó en 1972 y desde entonces, se celebra el 5 de junio de cada año. Anualmente el Día Mundial del Medio Ambiente se organiza en torno a un tema y el 2017 se centra en la conexión de las personas con la naturaleza.

medioamb1

Este tema pone en evidencia la importancia del servicio recreativo que nos brinda la naturaleza y resalta que los espacios protegidos son un lugar privilegiado para ese contacto. 

Para la conexión de las personas con la naturaleza una de las figuras de protección emblemáticas, sin lugar a dudas, es la Reserva de Biósfera. Los objetivos principales de ésta para el siglo XXI, son contribuir a preservar y mantener valores naturales y culturales en el marco de la gestión sostenible y utilizar a las Reservas de Biósfera como marco en la ordenación de territorios y lugares de experimentación del desarrollo sostenible. 

Esta figura postula un paradigma de conservación más amplio; ya que el documento que las regula Conferencia de Sevilla (1996) establece que una reserva de Biosfera es un espacio en donde debe compatibilizarse el desarrollo socio económico con la conservación de los bienes y servicios de la naturaleza, y obviamente, en su delimitación se incluye a los núcleos urbanos y las zonas donde se concentre la actividad económica de la población. En consecuencia, la fortaleza este tipo de espacio protegido reside que es una figura la flexible que se aplicó en situaciones variadas, incluyendo simultáneamente otros sistemas de áreas protegidas y sitios reconocidos internacionalmente.

La Argentina cuenta con quince reservas de Biosfera : San Guillermo en la provincia de San Juan, Laguna Blanca en la provincia de Catamarca, Ñacuñán en la provincia de Mendoza, Laguna de Pozuelos en la provincia de Jujuy,  Yabotí en la provincia de Misiones, Riacho Teuquito y Laguna Oca y Herraduras del Río Paraguay en la provincia de Formosa, Delta del Paraná, Costero del Sur, Pereyra Iraola, Parque Atlántico Mar Chiquito en la provincia de Buenos Aires y Valdés y Patagonia Azul en la provincia de Chubut y Las Yungas que comparten las provincias de Salta y Jujuy y Andino Norpatagónica que también comparten las provincias de3 Neuquén, Río Negro y Chubut. 

medioamb2Estos espacios generan variados intereses, expectativas, valores y puntos de vista, que se expresan a través de distintos conjuntos de actores interesados. Y desde la perspectiva de la gestión ambiental son una configuración original para la administración de los recursos naturales. Por lo tanto, la concepción actual de las Reservas de la Biosfera excede la figura de áreas protegidas, son un territorio que requiere de un ordenamiento vinculado al desarrollo sostenible, donde se reconozcan los vínculos entre los derechos de propiedad y la participación y acción colectiva en el manejo de los recursos.

En la práctica, las diversas formas que adoptan las Reservas en términos de propiedad, autoridad que la maneje y determine el uso, pueden crear obstáculos para alcanzar las metas de conservación y disfrute.

En definitiva, para establecer las condiciones deseables de uso sustentable es prioritario entender que las estrategias de desarrollo y conservación son mutuamente necesarias y que deben definir objetivos, recursos movilizados y métodos empleados que resulten apropiados para la consolidación de la institucionalidad ambiental de una Reserva depende de la descentralización de la tomas de decisiones.
Por eso generar conciencia ambiental en la sociedad a partir del contacto con la naturaleza, puede genera una acción colectiva para un manejo sustentable de los recursos naturales.